jueves, 12 de noviembre de 2009

Cine y Turismo (impacto en el desarrollo turístico)

Hacía tiempo que tenía ganas de tocar este tema. No me olvido de los de los negocios, pero hasta que no cambie el ordenador y me instale los programas para las presentaciones iré tocando otros. Esta serie que comienza hoy, con el impacto que tiene el cine en el desarrollo turístico tiene su origen en un curso de turismo.

Hace unos años fui invitado por la Universidad de Salamanca para participar como profesor del curso Turismo e imagen: Cine, turismo y viajes. Durante cinco horas expliqué a los alumnos las repercusiones que el Cine tiene en el Sector Turístico. La verdad es que preparar esas cinco horas de curso me llevó bastante tiempo: investigación, consultas, lecturas, estructurar la presentación, dotarla de contenido, medirla en tiempo, analizar si todo lo que iba a exponer era interesante e iba a captar la atención de la audiencia. A medida que iba trabajando en la preparación, me di cuenta que estaba tratando un tema apasionante y que daba para bastante más que cinco horas. Confieso que disfrute como un cochino hozando en un barrizal.

Cine y Turismo son dos negocios que maridan bien y tienen más relación de la que a priori se podría pensar. El nacimiento del Cine a finales del siglo XIX ofreció la posibilidad de acercar a un mayor número de personas, ciudades y lugares lejanos que hasta entonces sólo se sabía de ellos a través de relatos y fotografías. Por otro lado el turismo es una de las principales fuentes de ingresos de muchos países y la industria cinematográfica de alguna manera les puede beneficiar. Muchos turistas han sido influenciados por una película que han visto a la hora de decidir el destino de sus vacaciones. Este hecho no escapa a los gobiernos y a las organizaciones turísticas que ven en las películas un gran potencial como medio de promoción. Como consecuencia de ello, hay un creciente interés por parte de los promotores turísticos ya sean organismos oficiales o entidades privadas para incrementar su participación en la producción de películas. Es decir, ponen pasta gansa o dan facilidades. Aunque las películas no son producidas con el fin de inducir a la gente a visitar un destino, se ha constatado que este medio puede llevar al aumento del número de visitantes al tener el poder de crear, alterar y reforzar un destino turístico. Más o menos se podía considerar que los lugares o localizaciones en los que se desarrolla la película podrían ser una especie de «Product placement». Así, un localización determinada, un destino turístico, un hotel, un restaurante que aparezca en una película puede llevar al espectador a querer conocer mejor la cultura local o la forma de vida del lugar, o desear conocer los lugares en los que sucede la acción de primera mano, o conocer e interesarse por la historia del lugar o periodo histórico en el que se desarrolla la acción, también decantar la opción de viaje hacia el destino donde se ha filmado la película.

El caso más espectacular es el del Señor de los Anillos que fue rodado en Nueva Zelanda. Nueva Zelanda es un pequeño país de 4 millones de habitantes situado en el Pacífico Sur entre Ecuador y el Polo Sur. Históricamente hasta los años 70 su economía estaba basada en la cría de ovejas. En los años 80 hubo un cambio radical desde un punto de vista social, político y económico que coincide con un crecimiento en el número de películas y producciones de televisión que se filman allí. En el año 2008, el turismo suponía el 9% del producto interior bruto y, directa o indirectamente daba trabajo al 9% de la población. Los turistas contribuyen con un 14% del total de las exportaciones. Esto hace que el turismo sea la segunda fuente de ingresos de Nueva Zelanda.

El gobierno Neozelandés y la industria turística vieron una gran oportunidad de posicionar Nueva Zelanda como un fabuloso destino turístico e incrementar los ingresos maximizando el potencial del Señor de los Anillos. Los datos que manejaba el gobierno les llevó a afirmar que gran parte del aumento del número de visitantes se debía a que las películas habían tenido cierta influencia en la toma de decisión de viajes, sobre todo en los mercados americanos y canadienses. Una encuesta de 2003 arrojaba los siguientes resultados: el 38% de los australianos, el 52% de los británicos y el 62% de los americanos que habían visitado el país habían visto al menos una película de la trilogía. En esa misma encuesta el 9% aseguraba que el Señor de los Anillos había sido la principal razón para viajar al país, y el 86% de ese grupo afirmó que las localizaciones de la película habían sido las que más habían influido en la decisión a la hora de elegir el destino. Alrededor de todo esto se han creado y surgido negocios en los que el binomio cine – turismo ha funcionado a la perfección. Como por ejemplo:

El libro de las localizaciones de El Señor de los Anillos ha vendido más de 140.000 copias sólo en Australia y Nueva Zelanda.

Compañías charter que están invirtiendo en aviones para llevar a los turistas a lugares remotos como el río Wain.

Han surgido un número importante de Touroperadores especializados en El Señor de los Anillos que programan diferentes Tours y Paquetes.

Pero hay otras películas que han también han influido en el desarrollo de un destino turístico como:

El hombre de la pistola de oro: Cuando se filmó esta película de James Bond en Phuket, Thailandia, no se conocía apenas el lugar. Hoy es un importante destino turístico, (que se ha degradado  por cierto)

Memorias de África: En 1985 el turismo rondaba los 250.000 visitantes anuales. En 1987, un año después de su rodaje de Memorias de África 700.000 personas visitaron el País. El Gobierno de Kenia estimó que en el 2.000 se sobrepasaría el millón de visitantes: Esa cifra ha sido ya ampliamente superada (2.000.000 de visitantes en el 2008).

Cuatro bodas y un funeral: El hotel Crown en Amershan ha estado prácticamente lleno desde el estreno de la película. La habitación en la que Hugh Grant y Andie Macdowell pasan su primera noche juntos se reserva con años de antelación.

Nothing Hill: Los residentes de Nothing Hill han visto como sus casas han doblado el precio desde que Julia Roberts y Hugh Grant se enamoran en la película.

Cocodrilo Dundee: Tres años después del estreno de Cocodrilo Dundee el turismo en Australia se incremento en un 20%, principalmente Estado Unidenses que fueron atraidos por los paisajes que se muestran en la cinta.

Como observareis un negocio serio este del cine y del turismo. En próximos post iré contando más cosas. Hoy os dejo una presentación con música, de películas que han influido en los destinos y la industria turística. Seguro que vosotros tambien conoceis muchas.

Que tengáis buen jueves
<

19 comentarios:

FAH dijo...

fantástico post. me ha encantado. el cine es una herramienta para muchas cosas. me ha gustado mucho los datos cuantitativos que apoyan el post. Y también la presentación. Interesante. 1 abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Gracias Francisco: iré éscribiendo más sobre cine y turismo porque cuando lo investigué para preparar el curso descubrí cosas muy interesantes. Es un negocio brutal el asociado al turismo y el cine.

Un abrazo

María Hernández dijo...

Vaya Fernando, pues si que es casualidad el tema que has elegido.
Estas últimas semanas he tenido que buscar cierta información para el proyecto de un cliente.
Curiosamente, he tenido que indagar sobre las películas rodadas en Canarias.
No sé si sabes que los exteriores de Moby Dick fueron grabados en aguas de Gran Canaria, allá por 1956. Años más tarde, la impresionante Raquel Welch protagonizó "Hace un millón de años" en Tenerife.¿Quién no conoce esa foto suya con aquel bikini "de piel"?.
La nueva versión de "Furia de Titanes" que, supuestamente, se estrenará el año que viene, también contiene localizaciones en Tenerife.
Pero si una película, rodada en Canarias, tiene esa relación "turismo-cine" que indicas, sin duda ha sido una producción española:
"Hay que educar a papá", protagonizada por Paco Martínez Soria que interpretaba al empresario que había surgido del vendedor de melones y donde, el personaje interpretado por Jaime de Mora y Aragón, intentó venderle el Teide y sus alrededores para construir una macrourbanización.
Esta película, filmada en 1971, muestra las "excelencias" de la tierra, con precisos viajecitos en coche y la floreciente industria turística, que empezaba a despuntar en el Puerto de la Cruz, mostrando a guapísimas extranjeras que, salían y entraban de los hoteles o piscinas, con el traje de baño que empezaba a hacer furor: el bikini, sobre todo, en la España de entonces, donde un muslo era un muslo.
No dudo que tras el matiz cómico de esta película se escondiera el interés turístico.
Muchas otras manifestaciones audiovisuales se han realizado en las islas: spots internacionales, campañas publicitarias, etc. porque el tema "Canarias, plató natural" ha sido muy explotado.

Muy interesante el tema de hoy...seguiré "la serie".

Un abrazo

Germán Gijón dijo...

¡Qué artículo más interesante! Tengo un amigo que da conferencias en el CEU precisamente sobre cine, y me comentó que la audiencia suele ser importante y regular.
Me ha gustado mucho esa versión de "Moon River" como fondo musical, ¿de dónde es?
Un abrazo, Fernando

Economía Sencilla dijo...

Muy interesante el post, cierto que aunque no sea su primera intención promocionar el lugar -en algún caso, seguro que sí, el impacto conseguido es muy notable, no hay más que ver los ejemplos que has puesto.

A modo de aportación, un ejemplo que todavía permanece en mi retina son las imágenes de la isla de Formentera en la película Lucía y el sexo, viéndola daban realmente ganas de irse para allá.

Saludos
Pablo Rodríguez

Katy dijo...

Bueno bueno Fernando estás que lo tiras. Me ha encantado tu reflexión tan amplia como bien documentada. Antes la gente amante de los libros de aventuras se le encendía el gusanillos de viajar a a través de las novelas, como fue mi caso y estudiar la carrera que hiciste tu. Desde que el cine se hizo apto para todos los públicos normal que al ver una película con los efectos especiales de hoy no quieran perdérselo. Aunque me deprime aún ver "turistas" que no viajeros que solo van de tienda en tienda a los paises que visitan.
Y de hecho en los paises dónde se rueda una película es lo primero que te llevan a ver. Aqui se rodó...
Enhoabuena y un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Gracias por el comentario y por las referencias, que en si son un post. La de Moby Dick si lo sabía. El resto no. Canarías cuentas con uno platós naturales impresionantes. Todas las islas son diferentes y es lógico que muchas de ellas se filmasen allí, entre otras razones por las ventajas fiscales que tienen las islas, más las ayudas que de forma oficial recibian y reciben por parte de diferentes organismos.
El caso que expones de "Hay que educar a papá", es muy claro. Detrás suele haber un transfondo comercial para la promoción turística. Hay otra película, “El turismo es un gran invento” en la que se refleja muy bien la importancia del turismo ( que protagoniza Paco Martinez Soria también). Un alcalde quiere convertir un pequeño pueblo de Aragón en un centro turístico.. Lo que realmente se promociona es la Costa del Sol.
En publicidad y comunicación ya ni te cuento a ti, que estás en el medio.
Iremos (porque esto también es vuestro) sacando nuevas conclusiones sobre las repercusiones que tiene el cine en el Turismo.
Un abrazo, y gracias por compartir la información.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Germán:
Para mi, es un tema apasionante. Cada vez que me meto en él encuentro datos y anécdotas muy interesantes. La versión de “Moon River” que particularmente me gusta mucho también pertenece a la B.S.O de la película Sobreviviré con Paco Ortega,
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Pablo:
Buena aportación sobre la película de Lucía y el sexo. Otro día hablaré de las motivaciones que llevan a los turistas a visitar las localizaciones de las películas, aunque tu ya has dado una pista. Plantean tan bien los paisajes, el mar y la playa, que como dices dan ganas de ir.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Katy

Así era, los libros te transportaban. Aunque en mi caso te diré que sigo viajando cuando leo. Lo de los turistas, (todos lo somos) y su forma de entender los viajes da para mucho que hablar, pero lo que si es cierto, que invariablemente en muchos sitios, te lelvan a ver localizaciones y sitios de rodaje. Un día hablaré del caso de Udaipur en india, donde muchos hoteles pasan la película Octopussy de James Bond, como atractivo turístico.

Un abrazo y gracias, como siempre, por venir

Rafa Bartolomé dijo...

Oye a ver si tienes razón y cuando Nico monte el corto que este verano hicimos en Villafruela, se potencia tanto el lugar que podemos construir un hotelito, je.je.
Me ha gustado mucho la aproximación que haces al cine y al turismo, se nota que lo vives y además te lo has currao.
Un abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Rafa:
Pues si, habrá que decirle a Nico que lo monte de una vez. Villafruela tiene su punto y podría convertirse en un destino turístico y hacer un hotelito, con su "gloria" incluida.
Un abrazo

FAH dijo...

fernando, hay algún libro sobre cine y turismo? tal vez deberías animarte. un saludo.

Fernando López Fernández dijo...

Francisco:

Si, hay varios. sobre todo americanos. Lo que si se encuentra mucho son estudios e informes en congresos de turismo. En cuanto a lo de escribir sobre ello,no me veo con fuerzas, habida cuenta de que tengo varios temas y diarios de viaje que debo acabar. Y escribir un libro sobre ello, y tu lo sabes, exige mucha, mucha dedicación.
Gracias de todas maneras por los ánimos.
Un abrazo

MTTJ dijo...

Tema muy interesante!. De hecho, es la mejor y más barata inversión que se puede hacer para promocionar una ciudad. Recuerdo cuando se estaba rodando en Barcelona la película de W.Allen "Vicky Cristina Barcelona". Algunos ciudadanos se quejaron del gasto que esto suponía pero me imagino que ya lo habrán amortizado de sobras.
Personalmente, me gusta acudir a conocer en vivo y en directo los escenarios de algunas películas.
Y tal como dices ..."Memorias de África" es la reina. Viendo la peli creo que no hay nadie a quien no le apetezca viajar hasta Kenia.
Un abrazo.

M.Teresa

Fernando López Fernández dijo...

Hola Maria Teresa:

Como apuntas, es una inversión bastante rentable, además del dinero que se dejan allí. Por otro lado, la de conocer de primera mano uno de los lugares de rodaje de la película es una de las motivaciones del viajero o turista para ir a un destino. Y lo de Memorias de Africa, es un claro ejemplo.
un abrazo

Alena dijo...

Hola! Soy estudiante de la Universidad de las Islas Baleares. Hago el Master y tema de mi proyecto final es Turismo cinematografico. Les pido hacer un favor - participar en la encuesta sobre el turismo cinematografico!
http://webanketa.com/forms/68rkae9s5wrpacv3cmv3jdg/
Gracias!

Anónimo dijo...

Buenas tardes;
Soy estudiante de la Universidad de Deusto, y estoy elaborando un estudio sobre el impacto de "El Señor de los Anillos " y " Memorias de África" en el turismo de cada uno de los países: incremento del turismo, cambios, etc.
Me está costando bastante localizar información relativa al caso de África, dada su antigüedad, y me preguntaba si podría facilitarme algunos documentos que usted empleara en la elaboración de su presentación, bibliografía, o incluso, asegurándole que es para un trabajo de clase, con referencias, etc. su presentación.
Muchas gracias por todo
Cristina
kristina_811@hotmail.com

Sandra Buitrago Melero dijo...

¿Podrías decirme como puedo entrar esa encuesta de 2003 en la que están los datos de los visitantes que fueron a NZ y afirmaron que fueron por las películas? Gracias!

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...