lunes, 17 de mayo de 2010

¿Podemos aprender de la infancia?


Esta semana la tengo bastante complicada, las musas se han ido de vacaciones y estoy un poco vaguete para darle al coco y buscar nuevos temas. Por eso, los post de esta semana van a ser muy cortitos, porque no sería justo que encima os metiese unos ladrillazos enormes. Así que van a ser post para reflexionar y darles una pensada.

Hablamos mucho de la educación, de los valores que se deben transmitir pero a menudo del dicho al hecho hay un trecho. Y sí, hay mucha gente que trata de que los niños crezcan en un ambiente en el que valores como el amor, el respeto, la bondad, la humildad, el esfuerzo y otros cuantos que no cito para hacerlo breve estén presentes en cada momento y acompañen al niño en su crecimiento.

Sin embargo, la gran mayoría tiene la manía de querer educarlos o dirigirlos a su imagen o semejanza queriendo que sean los más competitivos, los más duros, los más guays. Es decir, nacidos para triunfar. Y eso, no puede ser bueno del todo digo yo, porque cuando las expectativas no se cumplen (que generalmente no se cumplen) el niño, el adolescente o el adulto lo pasa bastante mal pudiendo caer en la depresión o siendo lo que nunca quiso ser. Porque una cosa es ser diferente, que es lo que uno puede ser en esencia y otra muy distinta crear diferencias artificiales para conseguirlo.

Os dejo un video, que para mi puede resumir un poco esto

Feliz Lunes



10 comentarios:

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Bueno, un video esperanzador. No cabe duda de que nos creemos en posición de la verdad, cuando lo que debemos hacer es aprender de los niños. Me parece una buena cura de humildad.
Un abrazo.

Katy dijo...

Creo que el tener un hijo no es sinónimo de a mi imagen y semajanza, o para llenar nuestras frustaciones, "que hagan lo que no he podido hacer para así realizarme en ellos"
Eso es una total falta de repeto. "Los hijos no son tus hijos, son hijos de la vida"
(Khalil Gibran)
Ellos han dar su respuesta a la vida. Lo que hacen los padres coherentes es transmitirles valores y con honestidad segun van creciendo ir abriendo sus ojos y mostrando todos los caminos y sin manipular.
Y claro que podemos aprender de la infancia. ¿De donde si no?
El mayor orgullo que pueden sentir unos padres es cuando ven que sus hijos son autosuficientes y saben hacerse cargo de si mismos aunque estén en las antípodas de los gustos y parecidos con sus progenitores
Buen video para pensar.
Un abrazo

MaS dijo...

Leido Fernando,
confieso que me alegra hilar que mi musa se ha ido de vacaciones, tal vez, con las tuyas... vamos que no soy la única que tiene el coco como uno de verdad, duro y lleno de agua.
Sobre el tema te apunto una de mis frases: yo, no tengo hijos, tengo personas, y como personas...
Aprender del otro, porque es una persona.Sencilla y llanamente.
Siempre.

Besos.
m.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Javier:
Creo como tu, que de vez en cuando debemos aprender de los niños. No sólo por la cura de humildad sino porque realmente recordariamos cosas que perdimos con el paso del tiempo.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Yo también creo eso Katy, pero como sabes hay muchos ejemplos todavía de que hay padres que quieren que sus hijos sean, que hagan lo que les gustaría a ellos y no recuerdan que ellos, quizás algún día también tuvieron sueños.
Y estoy de acuerdo, en que lo más satisfactorio para un padre debería ser que sus hijos fueran felices aunque los gustos y las peferencias fuesen diferentes.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola MaS:
Pues debe ser cosa de que ha empezado el buen tiempo y por eso se han indo de vacaciones. Ahora en serio, la frase me parece genial y un día de estos aparecerá en Thinking Souls. Aprender siempre aprender
Un beso

Myr dijo...

Lamentablemente soy de los que no tuvieron niñez ni juventud. Sobrevivì. Màs tarde en la vida, aprendì a vivir y a disfrutar.

Aunque estès superocupado, date una voltereta por mi blog, que extraño tu visita.

Besos

Fernando López Fernández dijo...

Hola Myr:

Vaya, pues lo siento, pero por lo que dices y sé que has conseguido disfrutar.

Me daré una vuelta por tu blog,crei que no lo tenías actualizado. mañana te saco en thinking Souls.
Un beso

Myr dijo...

Gracias por tus cariñosas palabras aquì. por lo de Thinking Souls y por tu voltereta en mi blog. Mi niño interno, ese que jamàs me abandonò, se regocija!

Besos

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Fernando:
Yo también voy con retrasillo. La huerta nos lleva mucho tiempo los fines de semana. Ayer lunes también fuimos y estoy deslomao.
Quizás pretendemos que nuestros hijos sean aquello que nosotros no conseguimos, y por otro lado nadie da clases para ser mejores padres. Creo que la enseñanza básica para los chicos se hace en casa por lo que puedan ver en el día a día; sería pues el ejemplo lo que mejor educa. Pero no sé, los míos han salido educados y trabajadores pero son diametralmente opuestos en muchas cosas. Un abrazo

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...