jueves, 8 de diciembre de 2011

El círculo de los mentirosos: historias para profundizar.


Como sabéis los habituales del blog, de vez en cuando reproduzco alguna historia de el libro de Jean-Claude Carriére El círculo de los mentirosos”. La primera vez que lo hice fue en el post “El soldado herido” hace ya casi tres años. Releyéndolo y reflexionando sobre ello observo que seguimos más o menos igual o peor, pero no por ello hay que desanimarse: no hay mal que cien años dure.

El caso es que el libro me sirve de inspiración, me sugiere ideas y me sirve para profundizar en eso que se llama la condición humana. Si ya el título es sugerente, el contenido no decepciona en absoluto. En él se recogen historias, cuentos y leyendas de diferentes culturas, corrientes filosóficas, religiosas; antiguas y contemporáneas: Disfruto mucho de su lectura.

Hoy os voy a dejar siete historias muy cortitas pero no por ello carentes de interés. Son breves párrafos que creo sirven para dar una vuelta a nuestras ideas, a nosotros mismos o, al menos, para tenerlas en consideración en eso que llamamos transitar por este mundo.  Particularmente, las encuentro inspiradoras y, como digo, muy sugerentes.
Feliz fin de semana

“Una mujer se quejaba de que su casa era muy pequeña, le aconsejaron que metiera en ella las gallinas, los corderos, el asno y hasta el camello, pasado unos días le pidieron que los sacara a todos. Nunca se volvió a quejar de la pequeñez de su morada”.

Un caracol japonés subía lentamente por el tronco de un cerezo. Era febrero, o quizá marzo. El caracol se encontró con un insecto que le dijo: - Pero ¿adónde vas? ¡No es temporada! ¡No hay cerezas en ese árbol! - Las habrá cuando llegue- contestó el caracol sin detenerse.

Una mujer entra en una tienda de comestibles y pide una docena de huevos.
—Son veinte kopecks —le dice el encargado.
—¡Veinte kopecks! ¡Pero si el lechero de enfrente los vende a quince kopecks la docena!
—Entonces cómprelos enfrente.
—Desgraciadamente no le quedan.
—Claro —dice el encargado—. Yo también los vendo a quince kopecks cuando no me quedan

Un hombre entró enloquecido en la casa de un  derviche, forzó la puerta y gritó: - ¡Deprisa! ¡Deprisa! ¡Hay que hacer algo! ¡Un mono acaba de coger un cuchillo! - No te preocupes - le dijo el derviche -. Mientras no lo coja un hombre...

Un genio fue liberado de una botella por un pescador. -Te concedo tres deseos por haberme sacado de mi encierro. ¿Cuál es tu primer deseo? -Me gustaría que me hicieras lo bastante inteligente y claro como para hacer una elección perfecta de los otros dos deseos -dijo el pescador.-Hecho -dijo el genio-, y ahora, ¿cuáles son tus otros dos deseos? El pescador reflexionó un momento y dijo: -Muchas gracias, no tengo más deseos.

Una mañana, un hombre cuya única pasión era el oro se vistió, se peinó y corrió al mercado. Fue al puesto de un hombre que cambiaba oro, cogió rápidamente el oro que allí había y huyó.Lo cogieron y le preguntaron:  - Pero, ¿cómo has podido robar ese oro en público? - ¿En público? – dijo el hombre -. Cuando he cogido el oro, no he visto a nadie. Sólo veía el oro.

Un hombre, cuenta la tradición china, caminaba lentamente bajo la lluvia. Un transeúnte apresurado le preguntó: -¿ Por qué no caminas más aprisa? -También llueve delante- le contestó el hombre."


8 comentarios:

Katy dijo...

Muy buenas, gracias por compartirlas. Son historias con grandes enseñanzas. Dominamos el arte de la queja a la perfección que nos conduce a la insatisfacción permanente.
Me gusta mucho el del genio, que nos hace caer en la cuenta de nuestra falta de inteligencia y el del hombre de la lluvia que me parece que encierra toda una filosofía de vida.
Bss y buen finde.

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Katy: historias como bien dices para profundizar. Son auténticas enseñanzas de vida. Si tuviera que elegir: la primera y la última me parecen preciosas, sin olvidar claro la del genio de la lámpara, también fantástica, Gracias por traerlas, pero no esperes tanto tiempo para la próxima entrega. Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Muy interesantes e instructivas. La del genio también me ha encantado. Tiene mucho fondo.
Un abrazo.

Myriam dijo...

Muy buenas: las que más me gustan son le del genio y ésta última de la lluvia.

Besos
Me apunto el libro para el año 2020 es para cuando creo que termino mi actual pila de pendientes.

Fernando López Fernández dijo...

@Katy - La del genio a mi me ha parecido soberbia, la de la lluvia como dices, toda una forma de ver la vida. besos y feliz fin de

@Rafa - La verdad Rafa es que es un libro muy recomendable del que se extraen muy buenas reflexiones. Un abrazo

@JavierRodríguez - Eso es lo que me gusta que son muy instructivas. Un abrazo

@Myriam Jaja , este es un libro para ir leyendo poco a poco o en pequeños momentos. No hace falta esperar tanto.
un beso

JLMON dijo...

Hola Fernando
Carriere es uno de mis escritores "de mesilla" da para reflexionar mucho y, sobre todo, aprender.
Cuidate

Asun dijo...

Muchas gracias por tus cariñosas palabras en mi blog, Fernando.
El homenaje es el que se merecía, porque siempre fue una bendita.

Un abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

@Jlmon Hola José Luis, precisamente. Es el lugar donde lo suelo tener por la flexibilidad que ofrece su lectura.
Un abrazo

@Asun - Gracias de nada. Los perros nos enseñan cosas que los humanos olvidamos. Un beso

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...