jueves, 30 de junio de 2011

Hoy el post lo ha hecho Francisco Alcaide

Pues sí, hoy el post me lo ha hecho Francisco Alcaide, que ha tenido la gentileza de consultarme sobre mis libros favoritos de management. Por eso, sin premeditación, pero con mucha alevosia os dejo el post que ha publicado en su blog Libros de management, que por cierto está muy bien.

Iré poniendome al día con vuestros blogs y comentarios.

Feliz fin de semana

Por cierto, ayer los chicos ganaron el Premio Evento Plus al mejor evento responsable. Mola




martes, 28 de junio de 2011

Han dicho, dicen


Del lat. dicĕre).

1. tr. Manifestar con palabras el pensamiento. U. t. c. prnl.
2. tr. Asegurar, sostener, opinar.
3. tr. Nombrar o llamar.
4. tr. Denotar algo o dar muestras de ello. El semblante de Juan dice su mal genio Su vestido dice su pobreza
5. tr. Dicho de un libro, de un escrito, etc.: Contener ciertos temas, ideas, etc. La Escritura dice.. La Historia de Mariana dice..
6. tr. coloq. El Salv. y Ven. Dar principio a una acción. Y dijo a llorar
7. tr. ant. Pedir, rogar.
8. tr. ant. Trovar, versificar.
9. intr. Dicho del juego, del año, de la cosecha, etc.: Ser o no favorable.
10. intr. Dicho de una cosa: Convenir, armonizar con otra. El verde dice MAL a una morena Este traje me dice BIEN
11. intr. Cineg. Dicho del perro: latir.
12. prnl. Expresar un pensamiento mentalmente, o sin dirigir a otro la palabra. Me dije: esta es la mía

No sé, últimamente se dicen muchas cosas, demasiadas quizás; o lo mismo es que yo me pierdo bastante, que no soy capaz de asimilar o que me gusta saber quien dijo qué.

Todo esto viene a cuento de que además de estar en la época de la incertidumbre estamos en la época de la indefinición o es muy complicado saber quien  manifestó el pensamiento, aseguró u opinó etcétera, “etcétera al cuadrado”.

El verbo decir se conjuga de muchas maneras, y cada vez de forma más imprecisa o para ser más claro, indefinida. Así, si te encuentras con alguien que habla del tiempo, como concepto atmosférico, te dirá “han dicho” que subirán las temperaturas, que bajarán, que va a hacer bueno o malo o qué lloverá. ¿quién lo dice?: El hombre del tiempo (aunque sea una mujer quien lo presente); la “Tele” como si ésta estuviese dotada de capacidad de raciocinio, o la “Prensa”, palabras mayores: al final uno nunca sabe a ciencia cierta quien hizo la aseveración. Es todo muy vago pero lo creemos a pie juntillas, lo damos por bueno o participamos en su propagación.

Otra de las frases que “asustan” o “cuidadito” es “los mercados dicen”. Y cuando los mercados dicen, uno sabe que no va a ser nada bueno. De hecho, cada vez que los “mercados dicen” algo sobre el futuro inmediato, la bolsa “se tiñe de rojo” que es una forma de decir que nos podemos dar por jo…. La palabra de los mercado se convierte en aviso, profecía y directriz que no solo hay que creer sino que también hay que seguir a pie juntillas.

Y, no sé, pero me da la sensación que estamos en un mundo en el que poca gente se moja o siempre tira “de los otros” para expresar, argumentar o justificar sus creencias, como si eso le proporcionase una coraza, una protección o un colchón; por si luego sus palabras, sus dichos, no son aceptados o son erróneos.

Luego se habla mucho de ser uno mismo, de atreverse, de decir lo que se piensa, pero la triste realidad es que seguimos diciendo lo que han dicho o lo que dicen y lo que es peor, lo que quieren escuchar los que han dicho o los que dicen.

Gregarismo puro y duro. Muy triste.

Feliz martes
  

domingo, 26 de junio de 2011

Prevención de riesgos viajeros


El otro día Xixerone (@xixerone) en su blog escribía sobre cinco objetos  raros que no faltaban en su maleta. De ellos, hay dos que considero imprescindibles: uno, la tarjeta de emergencias donde reflejar información básica por si te pasa algo, de tal manera que quien pueda ayudarte le sea más fácil saber por ejemplo tu grupo sanguíneo, con quien contactar, póliza del seguro etcétera. Lo segundo, fotocopias de los documentos necesarios para viajar (pasaporte, billetes de avión, etcétera).

Por si os aporta, os cuento lo que suelo hacer cuando viaje con el fin de minimizar el posible impacto de una pérdida, un robo, o un percance. 

En primer lugar, me inscribo en el registro de viajeros del Ministerios de asuntos exteriores en el que informo, someramente (muchas veces el itinerario va cambiando) de los países o zonas que voy a visitar, de tal manera que se puede saber por donde ando en caso de una emergencia.

En segundo lugar, escaneo y/o fotocopio todos los documentos necesarios: Pasaporte, reservas de avión, seguro, etcétera. Levo tres copias impresas que divido adecuadamente. Una que llevo encima, otra en la mochila, y otra que llevo en otra pequeña bolsa “de por si acaso”. Además, envió a tres cuentas de correo toda la información. La razón es que en algunos lugares tienen censuradas o capadas determinadas funcionalidades como me ocurrió en Konya, en Turquía, o en algún punto de India con Terra y si no puedo acceder por un lado, lo hago por otro.

También, suelo elaborar un lista de teléfonos y direcciones de correo de urgencias por si debo anular tarjetas o contactar de forma urgente con consulados, embajadas etcétera.

En cuanto al dinero y/o tarjetas de crédito, también lo voy repartiendo, en dos o tres lugares. Llevarlo todo encima en un único lugar en caso de robo o pérdida es arriesgarse demasiado y conviene por tanto, dejar parte en la caja fuerte de la recepción del hotel o el hostal o muy bien escondido o protegido. A veces es más práctico “tirar” de cajero, (aunque te cobren la comisión) que ir con fajos enormes de billetes (en algunos lugares se funciona con millones), eso si sacando siempre la cantidad más razonable o necesaria  no pecar por defecto ni por exceso.

Por otro lado, ya que me pongo a dividir, lo hago también con el botiquín. En muchos sitios, encontrar medicinas es casi imposible o su precio es astronómico. Así, siempre suelo llevar una pequeña cantidad encima para urgencias como pueden ser antihistamínicos, antibióticos, antidiarreicos, tratamiento de malaria o lo más adecuado al nivel de riesgo. El resto, lo distribuyo en dos también.

Conviene también tener el teléfono móvil apagado mientras no se va a utilizar por varias motivos. Si desaparece de tu vida por esos percances que hemos hablado anteriormente, nadie podrá hacer uso de él. Tampoco pagarás una factura astronómica si te llama tu amigo Manolo que ignora que estás a hacer puñetas y ¡qué carajo! estás de vacaciones y no es bonito ni adecuado que suene el teléfono mientras, pongamos por caso, estás visitando una mezquita, en medio de la jungla observando animales, o en un lugar en el que está  “strictly forbidden”.

Con todas esto no quiero decir que haya que viajar pensando en que todo puede ocurrir y estar constantemente en un estado de alerta que no te permita disfrutar, simplemente son una serie de sugerencias que le permitirán a uno estar más tranquilo o que podrán solucionar problemas de manera más ágil en el caso de que se den.

Disfruta del viaje, la prevención y el sentido común siempre ayudan.

Otro día más sugerencias.

Feliz semana

jueves, 23 de junio de 2011

5 videos para reflexionar

Más o menos, a todo el mundo le gustan las citas, pensamientos hechos frase, que recogen lo que es el ser humano y lo que representa. En ellas, asoman nuestras conductas, nuestros comportamientos  y, en definitiva, nuestra naturaleza.

Nos gustan las citas quizá porque las consideramos sentencias, como ideas que nos reconfortan y hacemos nuestras, como guías que nos ayudan a transitar por eso que llamamos la vida, como principios que seguimos y queremos compartir.   

Las podemos encontrar en cualquier ámbito de nuestra vida. En el inicio de un libro, en un artículo o libro de Management, en un anuncio publicitario, en Twitter, etcétera.  

De hecho, el mayor número de visitas que recibe este blog están relacionadas con los post que contienen una selección de ellas.

Son breves, generalmente fáciles de recordar y nos ayudan a reflexionar. Las usamos mucho, ya digo. A mi, particularmente, me gusta como sintetizan algunas ideas profundas o clave. Son inspiradoras.

Pero me ocurre lo mismo con algunos videos, que considero pueden muy útiles para reflexionar, para saber quienes somos, adonde vamos, de donde venimos. Imágenes que nos llevan a analizar, a darle una vuelta al coco y a interiorizar nuestras propias conclusiones para crear nuestras propias frases, nuestras propias citas, construir nuestras convicciones y ayudarnos a descubrir nuestra esencia.

Por eso, hoy os dejo algunos videos cortitos de Culture Unplugged, una de mis páginas de referencia cuando quiero reflexionar sobre el ser humano y expresar luego en papel mis ideas,  mis pensamientos.

Feliz Fin de semana


martes, 21 de junio de 2011

Sabiduría Express, sabiduría efímera

Buda de oro - Bangkok

Decía Confucio que la sabiduría se podía comprender de tres maneras: La primera, mediante la meditación. La forma más noble según él. La segunda, mediante la influencia o seguimiento de alguien. La forma más fácil: La tercera, mediante la experiencia. La más difícil.

Lo ideal sería poder combinar las tres, pero este tiempo de urgencias, del pensamiento efímero, del que no corre vuela no permite más que leves aproximaciones y, por ello, se tiende a la segunda, a la que se alcanza mediante la influencia o seguimiento de alguien. Es lo que hay.

Muy pocos son los elegidos que pueden elegir la primera vía sin tener que pensar en hipotecas, el cole de los niños, y, por otro lado, muy pocos son los que eligieron ese camino ya que la meditación requiere esfuerzo, escucha y estar dispuesto a romper con las creencias aprendidas.

La tercera, la vía de la experiencia, la más difícil, tiene también sus inconvenientes al limitar la sabiduría a la experiencia vivida, pero si nos limitamos a ese entorno de sabiduría, sin duda, es la más práctica.

Personalmente, como apuntaba, creo que habría que poder combinar las tres en sus justas proporciones, pero se suele tomar la segunda vía, una especie de sabiduría Express que no compromete en demasía, que se puede modular a imagen y semejanza de cada cual y, ¿por qué no? a conveniencia.

Es sabiduría de usar y tirar, efímera; que se “aprende” y “olvida” según las modas y no los tiempos; sabiduría de la que se habla sin haber pasado por los pasos uno y tres, sabiduría de efecto placebo que se toma siempre en pequeñas dosis porque una  más amplia obliga a la meditación o a la valentía de experimentar, a arriesgar, a fracasar o a comprobar si la teoría, si esa sabiduría realmente lo era o simplemente se trataba de un espejismo nacido del gregarismo. 

Meditar, poner en marcha las neuronas, contradecirse, conocerse y experimentar siempre invitarán a allanar el camino de la sabiduría o del conocimiento ( que la diferencia, como muchas otras cosas en la vida es sutil). Si no lo hacemos nos puede pasar lo que a los pánfilos de esta historia que creían saber y no sabían nada. O quizás siguieron a quien no debían.

Dos amigos no demasiado inteligentes habían decidido hacer una marcha y dormir en un establo. Caminaron durante toda la jornada. Al anochecer se alojaron, como tenían previsto, en un establo del que previamente tenían noticias. Estaban muy cansados y durmieron profundamente; pero, de madrugada, una pesadilla despertó a uno de los amigos. Zarandeó a su compañero, despertándolo, y le dijo:

- Sal fuera y dime si ha amanecido. Comprueba si ha salido el sol.

El hombre salió y vio que todo estaba muy oscuro. Volvió al establo y explicó.

- Oye, está todo tan oscuro que no puedo ver si el sol ha salido.

- ¡No seas idiota! -exclamó el compañero-. ¿Acaso no puedes encender la linterna para ver si ha salido?

Pues eso, feliz día.

Hoy Thinking Souls con: Fernando Rodríguez de Rivera, Katy, Myriam Goldenberg, MaS, Maria Teresa Trilla y María Hernández.

domingo, 19 de junio de 2011

Cosas a mejorar en muchos hoteles: Hoteles bajo mínimos.

Ho Chi Minh - Vietnam
Seguimos con la serie, aspectos a mejorar en muchos hoteles. Si en anterior hablábamos del desayuno buffet hoy lo voy vamos hacer de los hoteles bajo mínimos o a medio gas. 

Entiendo perfectamente que en determinados lugares la estacionalidad sea un hecho y que la temporada baja, media, alta y “te la meto doblada” estén muy definidas y, por ello, las tarifas y precios sean muy dispares. Pongamos por caso, un hotel que en temporada baja tenga una tarifa de 60€, en la media de 75€ en la alta 120€ y en la extra de 150€. Bien. 

Entiendo que el nivel de ocupación es diferente y puedo aceptar  que se  quiera aprovechar la situación de un hotel al 100% de ocupación (aunque se pasen tres pueblos; es la ley de la oferta y la demanda). Lo que ya no me gusta ni un pelo es que en las temporadas bajas y medias el hotel esté a medio gas, pero sobre todo, que no digan o lo expliquen en su comunicación o a la hora de lanzar las ofertas.

Suele ocurrir mucho en los hoteles de costa o, en aquellos, sujetos, como digo a una fuerte estacionalidad, de tal manera que la mitad de servicios que ofrece no están operativos, sujetos a horas imposibles o simplemente cerrados. Lo peor, que algunos pretenden cobrarte como si fuesen temporada alta. Eso si tiene delito.

Imaginemos un hotel que tiene tres restaurantes, un gimnasio, que realiza transfer a los aeropuertos, que tiene servicio de habitaciones, actividades etcétera, etcétera. Pues bien, si uno va fuera de la temporada alta y de clavada, se encontrará que la mitad de los restaurantes estarán cerrados y, en el caso de que estén abiertos, la carta no sirve para nada al limitarse a dos o tres platos, los horarios son de risa y además tardan un huevo en servirte aunque solo te encuentres tu en el restaurante, de tal manera que crees estar alojado, pongamos por caso en un hotel de cinco estrellas, cuando en realidad por arte de magia el hotel se ha convertido en uno de dos y media.

Se podría justificar diciendo que por eso las tarifas son más bajas. Yo, lo aceptaría de buen grado siempre y cuando me hubiesen informado de ello, pero generalmente esas cosas, esos “pequeños detalles” no se dicen o se omiten en la página Web del hotel, en la publicidad… Luego te encuentras allí con la sorpresa, y las expectativas que tenías no se cumplen, con lo cual acabas marcando ese hotel como “non apetecible”

No se puede hablar de servicio, de instalaciones o de excelencia si no se está dispuesto a ofrecerla. No se pueden generar expectativas, ni ilusionar si no se está dispuesto a cumplir. No se pueden pedir peras al olmo, pero si peras a un peral. Muchos hoteleros no lo han comprendido aún y creen que la bajada de precio lo justifica, pero olvidan que las rebajas deben cumplir unos mínimos que no consisten en quitar o minimizar sino en intentar mantener altos índices de ocupación y satisfacción no sólo en temporada, sino a lo largo de todo el año.

Feliz semana

jueves, 16 de junio de 2011

El castigo de Buda

Sarnath - India

Semanas con desborde de curro, viajes, compromisos; pensando y preparando viaje Flopez live 2011. No me salen las horas. Así que hay que tirar de material escrito, porque el escribir se me hará complicado. Os dejo este paseo que me pegué por Sarnath, en los alrededores de Varanasi

El castigo de Buda

El cansancio acumulado de los últimos días me había impedido madrugar para asistir a las ceremonias y rituales de baño a mogollón en los ghats de Varanasi. Me desperté vago, remolón, de niño que no quiere ir al colegio, de día de lluvia... Tras un «arriba campeón», una ducha, dos cafés solos y un cigarro quitamonos, salí del hotel con la intención de visitar Sarnath, un lugar situado a unos diez kilómetros de Varanasi.

Sarnath es un centro de peregrinación budista que alberga un conjunto de templos ordenados, limpios y vistosamente coloreados que invitan a la reflexión bajo la atenta mirada de un Buda de templo recién regado.

Cuentan que fue aquí donde Siddhartha, más conocido por Buda, pronunció su primer sermón. También donde se retiraba a descansar en la época de lluvias, después de haber impartido sus enseñanzas a lo largo y ancho de una India, que seguramente no fuese un país.

Es curioso ver cómo los mismos hinduistas también veneran las imágenes de Buda, aunque las funciones de éstas son más símbolo, más recordatorio que otra cosa para profundizar en el conocimiento espiritual y así alcanzar el nirvana. 

En cada monasterio, en cada Stupa, montículo cilíndrico que dicen alberga la presencia de Buda y en cuyo interior se pueden encontrar reliquias y huesos de santos budistas, en cada templo, se veían hombres y mujeres vestidos con túnicas de sacerdotes, de monjas: uniformados del mismo color.

Como no me venía muy bien alcanzar el Nirvana en esos momentos, más que nada porque para ello necesitaba reflexionar y meditar mucho, y ese tampoco era el objetivo final de mi viaje, me limité a intentar comprender un poco más eso de la permanencia y no permanencia, y concluí que se me hacia difícil renunciar al apego, a las emociones, a las posesiones. 

Continué mi camino por el complejo. De pronto, me asaltaron unas dudas: ¿Cómo le llegó a Buda su iluminación?, ¿quién le iluminó?, ¿de quién o de qué le llegó la fuerza y temple necesarios para resistir a todas las tentaciones a las que fue sometido por Mara, el demonio?, ¿cómo se alcanzaba la óctuple vía: comprensión, intención, palabra, acción, subsistencia, esfuerzo y concentración rectos, cuando todos estamos sometidos a pasiones, emociones, actitudes, comportamientos y palabras o hechos que nos alteran constantemente? No sabía. ¡Ojalá! ¿Qué pasaría si todos lo alcanzásemos?, ¿en qué nos convertiríamos?

Me adentré en un bosquecillo lleno de ciervos. Había niños que jugaban con un balón. Al verme, me desafiaron, con provocación, a jugar con ellos. Naturalmente, lo hice, mostrándoles con mis pies el porqué de la supremacía del fútbol europeo, aunque al final, y por aquello de que la vanidad no es buena compañera de viaje, en uno de esos toques de balón, de esos en los que te estás gustando, perdí el equilibrio y caí en acrobática pirueta que produjo el despilfarro de carcajadas más escuchado en la India en los últimos años. Incluida la mía, claro.

Y es que Buda te castiga de forma juguetona, riendo con su sonrisa de Monalisa. 



martes, 14 de junio de 2011

El secreto del éxito

Hay cosas que se me escapan. Una de ellas tiene que ver mucho con el título del post de hoy: El secreto del éxito. Por lo que yo leo y escucho no hay una única fórmula. Es más, hay miles de recetas para el éxito y cada cual tiene la suya y la pregona a los cuatro vientos: el secreto del éxito en los negocios, en las relaciones personales, en el amor, en la venta… 

Muchas de ellas se publican por autores que con una aplastante seguridad informan paso a paso de cómo conseguirlo; o lo sueltan en vivo y en directo en una charla, abduciendo, en ocasiones, a una audiencia que, o todavía no ha seguido los millones de recetas que existen desde que se inventó la comunicación o prefieren oír para creer.

Como digo, no creo que exista una única razón, un único “secreto”, pero se suele hablar del secreto, no de los secretos.

El secreto deja de ser secreto en el momento que es revelado con lo cual podrían ocurrir dos cosas. Una de ellas es que ese secreto, se expandiese como un reguero de pólvora; si se siguiesen las recomendaciones que muestra, la gran mayoría de las personas serían/seríamos exitosas y, teóricamente podríamos ser más o menos felices (hay que recordar que hay un secreto para cada situación), aceptando que el éxito puede ser uno de los componentes de la felicidad. La otra, es que ese secreto del éxito, en realidad sea una forma de “dirigir” de forma encubierta a la sociedad. Puede parecer un poco extraño esto que digo, pero al igual que a los niños los dirigimos desde que nacen y a medida que crecen los vamos encaminando hacia lo que quieren (no lo que necesitan gobiernos, empresas, zona de comodidad) a veces tengo la sensación de que esas fórmulas son más de lo mismo porque lo que muestran son patrones o comportamientos “políticamente correctos”. Es decir, no salirse del dibujo: secretos que vienen bien al tinglado que está montado (antes llamado sistema).

Puede ocurrir también, que ya digo que se me escapan cosas, que el éxito al que se suele referir el secreto o los secretos, tenga que ver con lo que considera éxito el que lo proclama y, en este sentido, como creo que en esta vida hay que ser lo menos gregario posible, el receptor del mismo se puede negar a aplicarlo porque su “concepto” o su creencia de lo que es el éxito esté alejada del emisor. Uno entona el mea culpa también, que somos mucho de "Tu lo que tienes que hacer"

Lo peor de todo es que muchos intentan aplicarlo y cuando no sale la receta tal y como estaba prevista se convierten en unos desgraciados que piensan que no dan la talla y arrastran su infelicidad allí por donde pasan.

Por otro lado me llama mucho la atención el altruismo de tantos miles de personas que ofrecen, por la cara, su secreto: El secreto de la felicidad, el de una mente sana, el de la salud, el de los negocios…Ya digo, no me cuadra, porque esto no viene del 2.0 sino de mucho más atrás y tampoco es que se vea mucho éxito por ahí.

Posiblemente muchos estéis en desacuerdo con lo que hoy expreso, pero no  acostumbro a seguir “El secreto del éxito…” y prefiero ir a mi bola antes que hacer cosas que no me acabo de creer.

No tengo ni puñetera idea de cual es “el secreto del éxito” al menos del que busco para mí. Cuando lo descubra prometo contarlo.

Feliz día.

Hoy en Thinking Souls: Begoña Gamonal. 

domingo, 12 de junio de 2011

Dos nuevas iniciativas

Dicen y decían los “enterados” que los blogs están muertos o, en el mejor de los casos, a punto de ello. No seré yo quien les lleve la contraria teniendo en cuenta que vivimos en la era del cambio constante y que el ciclo de vida de los productos servicios se acortan por aquello de si no creas algo nuevo o diferente y, además, no lo colocas en el mercado estás muerto: o eso dicen.

Hay que tener en cuenta que hemos entrado en una carrera tecnológica en la que ésta va varios pueblos por delante y cuando creemos que ya la alcanzamos, que ya la manejamos, (dominarla es otra historia) pega un acelerón y cambia, estando obligada la tropa, osea, nosotros, a ir siempre a rebufo de las nuevas ocurrencias de esos chicos que se divierten con los unos y los ceros.

Por eso, para mi, cada vez que se inaugura un blog, es como si se retrasase un poco la muerte de todos.  Hace relativamente poco, dos habituales de este  blog José Luis Montero (JLMON53) “El Viajero accidental” y Francisco Alcaide, (@falcaide)  (Francisco Alcaide, Futbol fenómeno de fenómenos y,  Españoles por el mundo y Aprende del Deporte donde colabora) acaban de estrenar dos nuevas iniciativas. Me gusta.

En el caso de José Luis: Frontera, un blog centrado en las PERSONAS y su FUTURO POSIBLE que os sugiero leáis porque su autor nunca defrauda y siempre se obtiene información, conocimiento y aprendizaje de sus post.

El de Francisco Alcaide, Libros de Management, recoge muchísimas información, comentarios y artículos sobre libros de gestión empresarial. Los apasionados o necesitados de ellos encontrarán aquí un buen catálogo de ellos. Francisco, como observareis, se ha pegado un buen curro.

Y como este Blog va de Negocios, viajes y cosas  que me interesan, hoy el espacio va para ellos; para dos tipos que miran de forma diferente; dos tipos que me interesan.

Es oportuno y de justicia.

Feliz semana

jueves, 9 de junio de 2011

Frases anónimas y III


Munnar - India


Última entrega de la serie, que espero haya sido entretenida.

Feliz fin de semana

“La sombra es la luz que no ves”

“Los años enseñan cosas que los días jamás llegan a conocer”

“Es preferible el viejo adversario al nuevo enemigo”

“El joven conoce las reglas pero el viejo las excepciones”

"Si quieres ser el más tonto, aparenta ser el más listo".

“Lo más aburrido del mal es que uno se acostumbra”

“Nunca en la historia de la decepción humana, tantos habían sido engañados por tan pocos”

“El tercer mundo se muere de hambre, mientras que el primero y el segundo de colesterol”

“Desgraciado el hombre que tiene patria: ocupa un lugar muy pequeño en el universo”

“Cuantas veces amamos y no nos aman y cuantas veces nos aman y no amamos”

"El éxito es caminar mirando a las estrellas, sin tropezar con las piedras"

“La medida del amor es amar sin medida”

martes, 7 de junio de 2011

Frases anónimas II

Wadi Rum - Jordania

Seguimos con la semana de las frases. Estas también anónimas, como en el post anterior. Si sabéis autor, os agradecería  lo comentaseis.

Feliz día

“El más difícil no es el primer beso sino el último”


“Bienaventurados los que se ríen de sí mismos porque nunca se les acabará el cachondeo”


“No pidas una carga ligera, pide unas espaldas fuertes”


“No podemos matar el tiempo sin herir la eternidad”


“La verdad siempre resplandece al final, cuando ya se ha ido todo el mundo”


“El tacto consiste en saber hasta dónde se puede llegar demasiado lejos”


“Experiencia es el nombre que damos a nuestras equivocaciones”


“¿Por qué te tienes que conformar con ser luciérnaga pudiendo ser estrella ?”


“Acércate a la gente con mano suave, porque es frágil”


“Amar significa no tener que decir nunca lo siento”


“El amor dice siempre lo mismo y no se repite nunca”


“Los fumadores comienzan su noviciado aquí para ir al infierno donde se necesita estar muy acostumbrado al humo”

domingo, 5 de junio de 2011

Frases anónimas I


Mombassa - Kenya

Haciendo limpieza de archivos me he encontrado con uno curioso sobre frases. Las hay de todo tipo, pero hay algunas que no tienen referencia del autor. Es posible que vosotros conozcáis a los autores de estas frases, así que si lo sabéis, os agradecería lo compartieseis con todos nosotros. Esta semana va de frases

Feliz semana

“Tolerar no quiere decir aguantar, sino mantener la calma cuando hay tormenta"

"El que siembra errores, recoge catástrofes"

"No hay para el hombre más que tres acontecimientos: Nacer, vivir y morir: No se siente nacer, se sufre al morir, y se olvida de vivir."

“A mayor grandiosidad de un estado, más pobre es su pueblo”

"El hombre justo no es el que no comete injusticia, sino el que, pudiendo ser injusto, no quiere serlo"

“Este tema solo hay dos formas de resolverlo; o lo arreglamos como caballeros, o como lo que somos...."

“Perdona siempre a tus enemigos. No hay nada que les fastidie más”

"Cuando el filósofo señala la luna, el tonto se fija en el dedo"

“La música es el más grande medio de expresión después de las palabras, llegando a veces más hondo que éstas”

“La verdadera felicidad no es la que carece de problemas, sino la que sabe cómo superarlos”

“La guerra es una masacre de gentes que no se conocen, para provecho de gentes que si se conocen pero no se masacran”

“El mundo está dividido en dos clases de personas, las que creen que el mundo está dividido en dos clases y las que no”.

Los autores que seguro que conocéis son los invitados de Thinking Souls de hoy: José Luis Montero, Katy, MaS, Josep Julian, Rafa Bartolomé, Javier Rodríguez Albuquerque, María Teresa Trilla

miércoles, 1 de junio de 2011

La última pinta



Dicen que el hombre es un animal de costumbres.  Desde hace varios años me reúno una vez por semana - si las obligaciones profesionales o personales nos lo permiten-  con mi amigo Luis para conversarnos unas cervezas. Hablamos de fútbol, de música, de viajes, de que tal todo, cómo te va y también de filosofía, historia, economía, de temas sociales y geo política. Según nos vaya dando e punto.

Dicen que el hombre es un animal de costumbres y nosotros teníamos la costumbre, hábito o manía de hacerlo en el Finbar’s, un pub irlandés regentado por irlandeses, con camareros irlandeses, con atmósfera irlandesa y, en ocasiones con música irlandesa en directo. El día 31 de mayo cerró sus puertas.


Desavenencias económicas con el casero por la renovación del alquiler del local y continua bajada de ingresos desde el mes de enero por la crisis y, posiblemente por la ley antitabaco, han llevado a sus propietarios a tomar una decisión, que no sólo ha sido dura para ellos sino que nos ha dejado huérfanos de bar a muchos parroquianos que adoptamos al Finbar’s  como algo nuestro y lo pusimos en nuestra lista de favoritos.

Y estaba en la lista de favoritos por muchas razones: la primera es que era auténticamente irlandés, nada de seudo irlandeses, o irlandeses tex mex, de esos que sirven fajitas, aros de cebolla y patatas mil salsas. Nada de bobadas, allí se iba a beber, a ver fútbol, a charlar y si había suerte se podía escuchar música en directo, tocada por músicos amateurs que amenizaban  con violín, guitarra, flauta o pandero algunas noches. No era un grupo fijo sino que unas veces venían unos, se mezclaban con otros y de vez en cuando se incorporaba un cliente y cantaba. Todo muy familiar, en petit comité alrededor de una mesa.
Se oía hablar irlandés en cualquier rincón y parte de la colonia irlandesa residente en Madrid se dejaba caer por allí con lo cual siempre había una mezcla bastante interesante entre españoles e irlandeses en el bar que se completaba con gente de otras nacionalidades que también lo habían adoptado. Me gustaba esa mezcla.

La decoración era la típica libros, cuadros, discos  y fotos, objetos curiosos que iban encontrando acomodo en cualquier lugar.

La segunda razón es que tiraban la cerveza estupendamente. Aquí también había mucha diferencia con otros irlandeses. Con la Murphy’s y la Guiness lo bordaban.  

La tercera razón es que allí el fútbol se vivía con pasión y los días de champions league, si bien era un poco incomodo si no encontrabas un buen sitio, eran un espectáculo al reunir aficiones de todos los equipos ya que en cada televisor ponían un partido diferente. De tal manera que un mismo día podían coincidir aficionados del Milan, Manchester, Real Madrid y Olympique de Lyon, animando a sus equipos con pasión, pero sin violencia ni malos rollos. Por otro lado el Finbar’s era sede de, creo, la única peña en Madrid del Celtic de Glasgow. El día que jugaba el Celtic el bar se tenía de verde y blanco pues no eran pocos los aficionados que allí se presentaban con sus camisetas para disfrutar del partido.

La cuarta es que era un lugar donde había una clientela fija que ya nos íbamos conociendo: con algunos te relacionabas, con otros no, pero todos sabíamos más o menos quienes éramos y era curioso, todos nos acodábamos por zonas  (Luis y yo teníamos nuestro rincón) lo cual creo facilitaría bastante la labor a los camareros.

La quinta, es que todos los que trabajaban y han trabajado allí siempre nos han tratado bien y lo han hecho de una forma muy profesional. Hemos visto pasar a mucha gente, pero de todos hemos aprendido cosas: expresiones, costumbres irlandesas, algo de historia, música etc…El día de cierre pasaron por allí algunos de los que en su momento se fueron y tuvimos la oportunidad de agradecerles a ellos y al resto los buenos momentos que nos hicieron pasar.

Y la sexta, y quizá la más importante es que era un sitio de esos que acogen bien, en los que te sientes cómodo, un lugar que haces tuyo, de esos que no te gustaría que desapareciesen. En resumidas cuentas que te da pena que lo cierren.

El último día, mientras fotografiábamos con los ojos todos los rincones, Luis y yo hablamos de todos esos buenos momentos que pasamos en el Finbar’s. Nos daba pena que un sitio con todo para triunfar tuviese que cerrar. Lo comentábamos mientras apurábamos, las últimas pintas, esas que entremezclan la dulzura y la amargura, el pasado y el futuro.

Thanks John & Company for all those years ago


Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...