sábado, 9 de marzo de 2013

¿Hablas sonrisas?

En una entrevista de trabajo, cuando de idiomas se trata, no te harán nunca esta pregunta. Querrán saber si hablas inglés, francés, alemán o chino, pero dudo mucho que a un entrevistador o seleccionador se le ocurra hacerla, principalmente porque no viene en los manuales para elegir al perfecto candidato, porque no se debe ir contra corriente y porque, en realidad, se desconoce el hecho de que la sonrisa es un idioma universal que, (aunque conocido por todos y practicado por pocos), en muchas ocasiones abre más puertas, genera una mejor comunicación y resuelve más conflictos que la palabra.

Soy de los que piensan (supongo que no seré el único chalado) que gran parte de los males de esta sociedad y de la mala baba que nos gastamos es consecuencia de la falta de gente que sepa hablar correctamente el idioma de la sonrisa. Soy de los que creen (supongo que aquí el número de chalados aumenta) que la sonrisa es un catalizador de emociones positivas que acaban generando una mejora en todos los receptores de la misma.

Hablar sonrisas no es fácil, y no debe confundirse con la simpatía ni con la risa ni con el “descojone”; tampoco con ese dialecto de sonrisas selectivas que por ejemplo les gusta “hablar” a los lameculos del poder y del dinero, o aquellos que “sonríen mal”, de manera forzada y falsa, que aprendieron en algún manual de lo “políticamente correcto” o de mira como molo Carambolo.

Hablar sonrisas requiere de un alto grado de autenticidad  de valentía porque hablar sonrisas es exponerse tal cual uno es, sin trampa ni cartón. Hablar sonrisas es mostrar disposición, respeto, voluntad de entendimiento, ausencia de prejuicios, deseo de comunicación, agradecimiento…valores suficientes para tener en cuenta a una persona en un proceso de selección porque quien habla sonrisas habla verdad; pero en este mundo de despropósitos, siguen pesando más los conocimientos teóricos que los prácticos, el acumular certificaciones y títulos antes que la aptitud y la actitud, lo manido a lo diferente;  la moda a la novedad, lo tribal a lo global: la máquina al hombre.

Se puede argumentar que hay cosas más importantes que hablar sonrisas, que para determinados trabajos es desaconsejable y que, a fin de cuentas, sonreír no garantiza en absoluto que la persona esté más preparada para desempeñar un puesto de trabajo o que la simple sonrisa garantice el éxito profesional, pero creo que nadie en su sano juicio, a igualdad de competencias preferiría tener a su lado un triste o un borde. ¿Os imagináis lo potente que sería una organización, una comunidad, un pueblo, un país cuyo principal idioma fuese la sonrisa?

Un persona que hable sonrisas quizás no llegue muy alto, ni gane mucho dinero ni alcance la fama, ni sea admirada, pero habrá conseguido algo muy importante: Transitar por el camino correcto hacia la felicidad: Suficiente para vivir.

Dedicado a todas esas personas que sonríen de forma natural, nos llenan de energía haciéndonos la vida más agradable y nos recuerdan que a pesar de que algunos se empeñen en lo contrario nos queda mucho por sonreir. 

11 comentarios:

Katy Sánchez dijo...

" no debe confundirse con la simpatía ni con la risa ni con el “descojone" Pues jajaja me está ocurriendo con tu ocurrencia:-)
No es por apuntarme a la dedicatoria pero tengo "fama" en mi entorno, de ser una persona sonriente. (Es heredado)
Y he comprobado lo que le cuesta a la gente sonreír.
Habría que educar en la afabilidad, nos acortaría el empinado camino hacia la felicidad.
Te dedico mi mejor sonrisa
Bss

M. Teresa dijo...

Una sonrisa franca es la mejor carta de presentación, es una manera de romper el hielo y casi siempre te abre puertas. Me encanta sonreir y me encanta la gente que sonríe y como tú, creo que es el mejor lenguaje.

Un abrazo

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Fernando: espléndido el vídeo y tu post muy talentoso. Desde luego el que no sepa sonreir que no ponga una tienda, eso está claro. Me ha encantado y hecho reir. Un abrazo

Elsa Rodriguez dijo...

Me ha encantado el post y el vídeo y estoy totalmente de acuerdo contigo: cuánto mejor nos iría si practicáramos más el idioma de la sonrisa, que todos sabemos hablar (fíjate en los bebés) pero que a medida que crecemos vamos silenciando. Una sonrisa sincera y espontánea vale más que mil palabras.

Jose Luis Montero dijo...

Hola compañero!
Todo un arte! Y toda una vida para aprenderlo!
Hay sonrisas perrunas, hirientes, displicentes, piadosas... Pero esa sonrisa de la que hablas, es difícil porque es ofrecer al otro todo lo que tienes.
cuidate

Fernando Lopez Fernandez dijo...

@Katy Desde luego que lo acortaría Katy, desde luego que si. Besos y buen domingo

@María Teresa - Sin lugar a dudas que es la mejor carta de presentación. la sonrisa es al alma lo que la lluvia a la tierra. Un abrazo y buena semana

@Rafa Bartolomé - Eso para empezar, cualquiera que tenga que relacionare debe hablar sonrisas. Un abrazo

@Elsa - A medida que crecemos "olvidamos" el idioma de la sonrisa. Y eso es muy triste. Un abrazo y buena semana.

@José Luis Montero - Todo un arte, pero que sale natural cuando realmente uno sigue creyendo en el ser humano. Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Muy bueno.
Me encanta el mensaje.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Muy bueno, realmente es mucho más agradable trabajar con sonrisas (que no quiere decir de cachondeo).
Y además, falta nos hace, con la que está cayendo...
Había un experimento en el que hacían algo así. Se visualizaba un vídeo sosteniendo un lápiz con la boca, algunos lo hacían por la punta y otros lo aguantaban en horizontal. Según como tuvieran la posición de la boca (en posición de sonrisa o no), veían las cosas de distinta manera.

Un abrazo
Pablo Rodríguez

Fernando Lopez Fernandez dijo...

@Javier Rodríguez - Gracias Javier. Un abrazo

@Pablo Rodríguez- Interesante experimento Pablo. Muchas gracias por pasarte y comentar. Un abrazo

Myriam dijo...

Lo has escrito con mucho humor y te doy la razón.

Una sonrisa sincera, que emana del corazón, es capaz de abrir cualquier puerta hasta la más herrumbrada.

Besos

Fernando Lopez Fernandez dijo...

@Myriam - Sin lugar a dudas Myr, sin lugar a dudas. besos

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...