martes, 2 de abril de 2013

50 cosas gratis o casi, que te hacen sentirte bien en los viajes (al menos a mi)



Hace tiempo publiqué el post 50 cosas gratis o casi, que te hacen sentirte bien (al menos a mi). Hoy sólo añado la palabra viajes.

Feliz día
  1. Caminar por un pueblo, por una ciudad, sin rumbo fijo ni obligaciones.
  2. Ver los mercados locales y emborrachar la vista con lo que allí sucede.
  3. Descubrir nuevos olores y sabores, o recuperarlos.
  4. Conocer gente muy diferente.  
  5. Comprobar que el hombre puede ser bueno por naturaleza.
  6. Curiosear los negocios y los trapicheos varios.
  7. Imaginar el lugar en el que estoy en otra época, en otro momento.
  8. Escuchar y deleitar los oídos con los sonidos del mundo.
  9. Desconectar de lo cotidiano.
  10. Equivocarme o meter la pata porque nadie es perfecto.
  11. Reírme de las torpezas y las falsas seguridades que te acompañan en el viaje.
  12. Recordar otros viajes mientras vivo el presente
  13. Observar todo lo que se menea (y lo que no también) sin prisas
  14. Aprender de lo inesperado, de lo desconocido y de lo que, a priori, es evidente.
  15. Jugar con la mente y especular con la imaginación.
  16. Escribir y tomar notas de lo que veo y siento.
  17. Organizar y reorganizar etapas según dicta el alma.
  18. Valorar personas, actitudes, hechos, momentos e instantes que muchas veces pasan desapercibidos.
  19. Emocionarme y conmoverme con las emociones ajenas que surgen en cualquier lugar, en cualquier momento.
  20. Desconocer lo que ocurrirá más allá del presente inmediato, a pesar de la planificación; y además que te importe un pimiento.
  21. Rectificar pensamientos y quitarme prejuicios.
  22. Reflexionar e interiorizar todo lo que veo, estableciendo un diálogo interior.
  23. Encontrar respuestas sobre la naturaleza humana, incluidas las que afectan al que suscribe.
  24. Saberse ignorante, pero libre; sin maquillajes ni compromisos.
  25. Comprender que el tiempo es limitado pero los instantes capturados son para siempre.
  26. Recrearme en detalles que no salen en las guías y pocos te cuentan, como la forma de caminar de la gente.
  27. Derrumbarme en una cama con el cuerpo dolorido después de una dura excursión,  pero con  el alma por las nubes.
  28. Beber una botella de agua después de una buena sudada, o una bebida caliente después de haber estado aterido de frío.
  29. Tocar la naturaleza; sentir la tierra y los climas en el alma.
  30. Hablar en idiomas inventados o utilizando gestos y entenderte
  31. Recibir y aceptar de buen grado todo lo que la ruta nos regala.
  32. Quedarme embobado admirando el talento de muchos artesanos
  33. Poner o componer una banda sonora al viaje
  34. Amodorrarme en un transporte público sin llegar a vencerme.
  35. Sonreír y ser correspondido con otra sonrisa.
  36. Devolver  la hospitalidad que la buena gente ofrece.
  37. Ser consciente de que en esos momentos estoy soltando lastre
  38. Saber que me estoy haciendo una pequeña cura de ego
  39. Entender que la felicidad no es lo que tienes, es lo que eres
  40. “Desperdiciar” el tiempo sin sentirme culpable
  41. Resistir físicamente lo que horas antes me parecía imposible.
  42. Saber que en un viaje no hay rutinas, todo son novedades.
  43. Compartir conversaciones de lo más variopintas; incluidos los diálogos de besugos que se producen a veces.
  44. Despertarme con a ilusión de quien tiene todo por descubrir.
  45. Escuchar idiomas que no entiendo pero asombrarme cuando puedo “leer” a las personas.
  46. Asombrarme y reírme de mis propias reacciones e incoherencias.
  47. Acordarme de todas las personas que quiero y enviarlas con el corazón todo el amor del mundo.
  48. Amar cada día más la vida a medida que me maravillo con lo que veo.
  49. Saber que he cumplido un sueño más.
  50. Y que en el fondo sigo siendo ese niño para el que vida es una gran aventura.

 Y a ti, ¿qué te hace sentirte bien cuando viajas?




13 comentarios:

Pedja P dijo...

Lo que yo siento cuando viajo es que estoy haciendo con mi vida lo que realmente quiero, por encima de horarios, obligaciones, lazos, muertes y otros equipajes con los que nacemos y vivimos a diario, enhorabuena por el post. Un abrazo.

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Fernando: Fíjate que de las cincuenta frases, me había quedado (abstrayendo, abstrayendo) con parte de la 29. Creo que en definitiva viajar consiste en sentir. Son cincuenta cosas gratificantes, será por eso que a menudo lo gratuito es lo mejor: el sol, el agua, una sonrisa... Me ha encantado. Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

¡Y todo esto es gratuito!
Si es que no sabemos lo que nos estamos perdiendo.
Un abrazo.

Katy Sánchez dijo...

Me maravilla tener salud para poder hacerlo. Andar, caminar, ver, disfrutar, conocer, compartir, porque quien una vez tuvo un dolor de rodillas en medio de un viaje impensable del todo, sabe que solo su corazón e imaginación siguen siendo de niño. Cuando viajo es cuando realmente me siento libre y agradecida por pisar el suelo por donde otros muchos pies dejaron sus huellas durante siglos antes que yo.
Enhorabuena por recuperar
el post:-)
Bss

Fernando Lopez Fernandez dijo...

@Pedja - Gracias por pasarte. Es un resumen perfecto de las 50 cosas que comento. Hacer de la vida lo que uno quiere. Un abrazo

@Rafa Bartolomé - Es que de la 29 se podrían sacar 3.000 más pero habia que sintetizar. Sentir, es la clave. Un abrazo

@Javier Rodríguez - Muchas veces pagamos por lo que no debemos, o no valoramos lo que tenemos al lado. Un abrazo

@Katy - Es eso, mucha veces lo que nos mueve no es el viaje, sino la capacidad de sentir el camino. Besos y buena semana

M. Teresa dijo...

En los viajes, como en la vida misma, aquello que más nos llena y satisface es lo que no cuesta dinero.

El problema es que lo necesitamos, tanto para viajar como para vivir.

Un abrazo

Fernando Lopez Fernandez dijo...

@Maria Teresa - Lo del dinero es cierto, pero en esos momentos te estás olvidando de él. Un abrazo

Myriam dijo...

Todas buenas. La 7, imaginarme otras épocas, lo he hecho y es muy divertido. Lamento haber pasado de la 16, es que nunca pensé que abriría un blog jajajaja en dónde poder publicar las y con todos mis traslados de países, me hubiera deshecho de esos papeles, como de muchos otros...

No constaré a tu pregunta, pero esta noche soñare con tus viajes y los míos, veré a donde me llevan.

Besos y muy buena semana. Fernando.

Gildo Kaldorana dijo...

Nunca me he sentido tan libre, como cuando cojo mi mochila y me voy a dar una vuelta por Yakarta sin rumbo fijo. Creo que cumplo bastantes de las cosas que explicas en tu post.
Saludos

Fernando Lopez Fernandez dijo...

@Myriam Ja ja, esas cosas pasan. Famosa la frase "Nuca había pensado..."
Besos

@Gildo - Es que a mi me da la sensación Gildo que eres un "bon vivant" y sabes sacar lo mejor de la vida, como nos muestras en tus post. Un abrazo

cristal00k dijo...

Casi a punto de comenzar, sola, el viejo Camino de las Ocas, más conocido por de Santiago... tomo buena nota de las recomendaciones de todo un experto.
Me identifico además en muchas de ellas.
Gracias, por estar ahí.

Fernando Lopez Fernandez dijo...

Cristal00k - Dicen que el Camino de Santiago te cambia la vida , ya nos contarás. Disfruta del camino y b uen viaje

Myriam dijo...

Pues por estas 50 cosas que sabes valorar tanto y muchas otras que he descubierto de ti, me resulta muy placentera nuestra amistad.Ya lo sabes ¿No es cierto?. Un gusto volver a repasar estas entradas tuyas. Te deseo Fernando, junto a los tuyos, muy Felices Fiestas, por ahora, de Navidad.

Un beso y un fuerte abrazo

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...